Este portal no gestiona cookies de perfil, pero utiliza cookies técnicos para autenticación, la navegación y otras funciones. Navegando, usted acepta recibir cookies en su dispositivo. Ver más información
Italiano Inglés Francés Portuguese Español

2 - LA CONVENCIÓN PARA LA SALVAGUARDIA DEL PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL DE LA UNESCO

  • Autor: PROF. PIER LUIGI PETRILLO

¿Qué es la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial? Esta convención nace formalmente en 2003, después de largas negociaciones que llevaron a más de 150 Estados a París del 29 de septiembre al 17 de octubre de 2003 para unir sus firmas en la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial. En realidad, tiene una larga historia: se llega a la aprobación de esta Convención en 2003 pero los principios, el contenido de la convención, los encontramos en algunas declaraciones de las Naciones Unidas, desde la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948 hasta otros documentos expedidos por la UNESCO como la Recomendación de 1989 sobre la Salvaguardia de la Cultura Tradicional y Popular y la Declaración de 2001 sobre la Diversidad Cultural. El 17 de octubre de 2003, durante la 32ª reunión de la Conferencia General de la UNESCO, se firma la presente convención.
¿Qué hace la Convención? El propósito de la Convención es salvaguardar the intangilble cultural heritage, es decir, el patrimonio cultural inmaterial; garantizar el respeto del patrimonio cultural inmaterial de los grupos y de las comunidades pero también de los individuos; aumentar y difundir el conocimiento entre la comunidad y el mundo del patrimonio cultural inmaterial. ¿Qué se entiende por intangilble cultural heritage? La Convención de 2003 define el patrimonio cultural inmaterial como "los usos, las representaciones, las experiencias, los conocimientos, las habilidades, el know how que ha ido pasando de generación en generación dentro de una comunidad en particular, de un grupo o, en algunos casos, de individuo a individuo". El patrimonio cultural inmaterial, por lo tanto, es ese conjunto de tradiciones orales, expresiones, artes del espectáculo, prácticas sociales, rituales, celebraciones, conocimientos, prácticas relativas a la relación entre el hombre y la naturaleza y entre el hombre y el universo, pero también la artesanía. La definición que la Convención da de patrimonio cultural inmaterial, sin embargo, como dice la propia Convención, no es totalizadora: no se entiende por patrimonio sólo lo que viene listado en la Convención, sino también lo que aparece en la Convención.
¿Cuáles son los órganos que gobiernan esta Convención y cómo funciona la misma? Los tres órganos principales son la Conferencia de las Partes, es decir, la conferencia que reúne a todos los Estados que se hayan adherido a la Convención; el Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural, compuesto por 21 Estados, incluidos los que se han adherido a la Convención y que son los que gobiernan cada cuatro años todo el proceso de toma de decisiones dentro de la UNESCO; y un órgano de evaluación que tiene la tarea de verificar las candidaturas que cada Estado Parte podrá hacer en tres listas separadas. Al igual que en la Convención del Patrimonio Material, también ésta debe contar con ciertas listas en las que se indica el patrimonio cultural inmaterial considerado de especial valor por cada Estado. La primera lista es la Lista Representativa, o sea la lista que reúne la más alta representación del patrimonio cultural inmaterial para cada Estado miembro de la Convención. La segunda es la Lista de elementos de Salvaguardia Urgente: algunos Estados pueden indicar a la UNESCO que existe un patrimonio cultural inmaterial en peligro porque amenaza, por ejemplo, con desaparecer. La tercera lista es la de mejores prácticas: puesto que uno de los objetivos de la UNESCO es también el de educar, informar y transmitir conocimientos a las nuevas generaciones, esta tercera lista contiene las mejores prácticas para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial.
De la inclusión de un elemento en una de estas listas se derivan una serie de obligaciones para los Estados miembros de la Convención. En primer lugar, una obligación es la de inventariar el patrimonio cultural inmaterial, es decir, contar con un inventario único y uniforme en el que se indique la naturaleza, el contenido, el objetivo y la comunidad que practica dicho patrimonio cultural inmaterial. En segundo lugar, adoptar una serie de medidas de salvaguardia para garantizar que ese patrimonio no se pierda. Otras obligaciones serían entonces las de apoyar también económicamente a las comunidades y asegurarse de que en las escuelas y centros educativos dicho patrimonio se transmite de generación en generación. Esta es la lógica de la Convención del Patrimonio Cultural Inmaterial: una definición muy amplia de patrimonio cultural inmaterial ligada a elementos intangibles; la definición de una Lista Representativa de las excelencias del patrimonio cultural inmaterial de cada Estado; y unas obligaciones de los Estados para proteger, preservar y difundir el patrimonio cultural inmaterial.


DietMed - El portal de la dieta mediterránea "es un proyecto de la Universidad de Roma La Sapienza Unitelma Proyecto realizado con la colaboración del Ministerio de Agricultura y Silvicultura -.. Decreto Ministerial n De 93824 30 2014 diciembre.

Viale Regina Elena, 295 - 00161 Roma
Tel. 06 81100288-Fax-06 6792048
PI 08134851008
Política de Privacidad