Este portal no maneja perfiles galleta, pero utiliza la autenticación de cookies para técnica, la navegación y otras funciones. Navegación, usted acepta recibir cookies en su dispositivo. Ver la información de ancho
Italian Inglés French Portuguese Español

Un poco de historia

La Dieta mediterránea tiene una historia milenaria. Sus orígenes se encuentran en los hábitos alimentarios de la Antigua Grecia y del Imperio Romano, cuyas poblaciones basaban su alimentación principalmente en el pan, el aceite y el vino, junto al queso y las verduras, algo de carne, pescado y mariscos. A través de los siglos, este patrón alimentario se ha transmitido de generación en generación, hasta el día de hoy en que se mantienen sus características típicas y peculiares.

El primero en acuñar el término "Dieta mediterránea", en su connotación moderna, fue el nutricionista estadounidense Ancel Keys quien, en los años cincuenta, la describió como un "conjunto de habilidades, conocimientos, prácticas y tradiciones que se extienden desde el paisaje a la mesa, en el ámbito de los países de la cuenca mediterránea, a través de los cultivos, las cosechas, la recolección, la pesca, la conservación, el procesamiento, la elaboración, la cocción y, especialmente, la forma de consumir los alimentos".

Con la llegada del boom económico de los años sesenta y setenta, la Dieta mediterránea fue progresivamente abandonada porque se consideraba demasiado pobre y menos atractiva que otros patrones alimentarios. En los últimos años, sin embargo, en los países del Mediterráneo se ha desarrollado una creciente toma de conciencia de la importancia y el valor de este estilo de vida. Esta conciencia, junto con el deseo de salvaguardar y promover este rico acervo nutricional y cultural, llevaron a España, Grecia, Marruecos e Italia a solicitar a la UNESCO la inclusión de la Dieta en la lista de los elementos considerados Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

La primera candidatura se presentó oficialmente en 2008 pero fue rechazada por ser demasiado genérica e incoherente con los dictados de la Convención sobre el Patrimonio Inmaterial, ya que no se demostraban los valores antropológicos y las funciones culturales y sociales de la Dieta mediterránea. En 2009, Italia decidió presentar un nuevo expediente de candidatura, junto a España, Marruecos y Grecia, bajo la coordinación de un grupo de trabajo internacional. Y el 16 de noviembre de 2010, durante la quinta sesión del Comité Intergubernamental de la UNESCO para la salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad reunido en Nairobi (Kenya), la Dieta mediterránea fue inscrita por unanimidad en la prestigiosa Lista UNESCO. Ya al año siguiente se iniciaron las negociaciones para la ampliación del reconocimiento a tres nuevos países (Croacia, Chipre, Portugal), que llegaría el 4 de diciembre de 2013 durante el Comité Intergubernamental de Bakú.

DietMed - El portal de la dieta mediterránea "es un proyecto de la Universidad de Roma La Sapienza Unitelma Proyecto realizado con la colaboración del Ministerio de Agricultura y Silvicultura -.. Decreto Ministerial n De 93824 30 2014 diciembre.

Viale Regina Elena, 295 - 00161 Roma
Tel. 06 81100288-Fax-06 6792048
PI 08134851008