Este portal no maneja perfiles galleta, pero utiliza la autenticación de cookies para técnica, la navegación y otras funciones. Navegación, usted acepta recibir cookies en su dispositivo. Ver la información de ancho
Italiano Inglés Francés Portuguese Español

cultura

  • Lunes, 27 abril 2015

La inscripción por parte de la UNESCO de la Dieta mediterránea en la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad representa un reconocimiento no sólo de sus cualidades como modelo alimentario saludable y equilibrado sino, sobre todo, de su inmenso valor cultural y social. En Italia como en España, en Marruecos como en Portugal, comer tiene un significado mucho más profundo que el simple hecho de nutrirse. En los países del Mediterráneo, la comida es un elemento fundamental en la construcción de la identidad, tanto individual como grupal: "Somos lo que comemos", dijo Feuerbach. El sentarse juntos alrededor de una mesa, el compartir la comida, tiene un significado solemne, de ritual que fortalece las relaciones interpersonales, el sentido de pertenencia a la comunidad y la continuidad social de los individuos que la componen. Durante las comidas se cuentas historias, se transmiten valores, símbolos y tradiciones de generación en generación, impulsando día tras día las relaciones entre aquellos que poseen el conocimiento y los que lo aprenden.

Estos momentos de convivencia, de afirmación y reconstrucción de la identidad en el interior de las comunidades encuentran su sublimación en las fiestas populares, demostración de la cultura de la Dieta mediterránea en su componente de "sociabilidad rica y constructiva" y de "experiencia de vida en común". Además de ser una demostración del vínculo entre el ser humano y la naturaleza, celebraciones de las estaciones o de los productos de la tierra, las fiestas populares son una oportunidad para que los ciudadanos se reúnan con "extraños". Las sagre italianas, así como las romerías españolas, los panigirias griegos y los mussem marroquíes, se convierten en ocasiones de encuentro de diferentes comunidades, durante los cuales se reconocen mutuamente en las prácticas sociales cotidianas comunes, facilitando la convivialidad, la paz y la fraternidad entre los pueblos. Las fiestas se convierten así en lugares donde se unen distintas culturas, se facilita la paz social, el redescubrimiento de las raíces comunes y la valorización de antiguas tradiciones. . . . . . .

DietMed - El portal de la dieta mediterránea "es un proyecto de la Universidad de Roma La Sapienza Unitelma Proyecto realizado con la colaboración del Ministerio de Agricultura y Silvicultura -.. Decreto Ministerial n De 93824 30 2014 diciembre.

Viale Regina Elena, 295 - 00161 Roma
Tel. 06 81100288-Fax-06 6792048
PI 08134851008