Este portal no maneja perfiles galleta, pero utiliza la autenticación de cookies para técnica, la navegación y otras funciones. Navegación, usted acepta recibir cookies en su dispositivo. Ver la información de ancho
Italian Inglés French Portuguese Español

Ambiente

  • Lunes, 27 abril 2015

Desde su origen, la Dieta mediterránea se ha convertido en la expresión de una relación inseparable entre comunidades ribereñas de los países que bordean el "Mare Nostrum" y del territorio en el que viven. Parte fundamental pero no exclusiva de la Dieta, el arte culinario mediterráneo expresa tenacidad, rigor, pasión y sabiduría antigua, mediante el respeto de los ciclos de las estaciones y el uso sostenible de los recursos naturales. Porque la Dieta mediterránea es profundamente respetuosa con la biodiversidad y con los ecosistemas y busca el equilibrio entre la naturaleza y el hombre, gracias al desarrollo de actividades tradicionales en el mundo de la artesanía, de la pesca y de la agricultura, que siempre han garantizado la renovación de los recursos bajo un desarrollo sostenible.

Si ya en la época de los antiguos griegos y romanos en las tierras del Mediterráneo se cultivaban cereales, olivas, vid, frutas y hortalizas, configurando el territorio, conservándolo y protegiendo su diversidad biológica, todavía hoy a la mesa de los pueblos mediterráneos llegan productos de temporada con bajo impacto ambiental tanto en términos de uso de los recursos hídricos como de las emisiones de CO2, un impacto mucho menor que los que caracterizan a otros tipos de alimentación. Porque, a diferencia de las dietas de tipo noreuropeo o norteamericano, por ejemplo, basadas principalmente en carnes y grasas animales, la Dieta mediterránea se compone principalmente de alimentos de origen vegetal y cereales, que encuentran su máxima expresión en los cultivos tradicionales con un alto índice de variedades típicas locales.

La Dieta mediterránea, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, es, en definitiva, un modelo de dieta sostenible y, al mismo tiempo, una gran oportunidad para todos los pueblos que la adoptan. Gracias a la Dieta mediterránea, las comunidades tienen la posibilidad de generar riqueza en el mundo rural, confiriéndole una nueva vitalidad, aportando un valor añadido a los productos rurales, fortaleciendo el vínculo con el territorio y ampliando el conocimiento sobre cómo obtenerlos, cocinarlos y compartirlos. Al mismo tiempo, la valorización de la Dieta mediterránea refuerza el desarrollo sostenible y la conservación del paisaje, evitando la despoblación del campo a favor del tejido social y de la población agrícola. Por último, puede ofrecer a los consumidores de todo el mundo unos productos de calidad además de favorecer, mediante la divulgación de sus virtudes y de sus beneficios, el conocimiento y la conciencia de los ciudadanos.

DietMed - El portal de la dieta mediterránea "es un proyecto de la Universidad de Roma La Sapienza Unitelma Proyecto realizado con la colaboración del Ministerio de Agricultura y Silvicultura -.. Decreto Ministerial n De 93824 30 2014 diciembre.

Viale Regina Elena, 295 - 00161 Roma
Tel. 06 81100288-Fax-06 6792048
PI 08134851008